Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 29 de junio de 2011

Resumen de Marradi, Archenti y Piovani: Metodología de las ciencias sociales.


No se puede imaginar una definición operativa directa cuando la unidad de análisis no se puede interrogar y cuando los estados en la propiedad investigada no se pueden registrar directamente o sacar de documentos oficiales.
Una definición operativa directa se puede imaginar pero no es confiable cuando la unidad de análisis es un ser humano y la propiedad investigada: a) tiene respuestas socialmente deseables, b) es algo familiar al cient´ñifico pero no al lego, c) es algo que la moral dominante en la comunidad del entrevistado considera reprobable.
Cuando no se puede dar una definición operativa directa hay que buscar una o más propiedades que: a) admitan definiciones operativas directas que sean aceptables, b) tengan una fuerte relación semántica con la propiedad que interesa.
Estas propiedades se llaman indicadores de la propiedad X, y la relación que se establece entre ellos y la propiedad X se llama relación de indicación.
En la vida cotidiana también se usan indicadores y tienen en común, con los indicadores utilizados en las Cs Sociales los siguientes aspectos:
1)      En ambos casos el indicador es algo manifiesto, o registrable, que da informaciones sobre algo que no es manifiesto o directamente registrable.
2)      En ambos casos el fenómeno manifiesto/la propiedad registrable puede interesar en sí o como indicador de algo que no lo es.
3)      En ambos casos el fenómeno manifiesto/la propiedad registrable puede ser considerada indicador de dos o más fenómenos/propiedades.

La diferencia entre los indicadores que usamos en la vida cotidiana y los que utilizamos en la investigación social se derivan del hecho de que en esta última el indicador debe su existencia a la necesidad de registrar propiedades que no se pueden definir operativamente de forma directa. En la aproximación a las ciencias sociales solo se pueden concebir como indicadores conceptos que se refieren a propiedades, las cuales tienen que presentar estados en todos los ejemplares de la unidad de análisis de la investigación. Estas son condiciones necesarias pero no suficientes: la condición esencial es que el investigador perciba una estrcita relación semántica entre indicador y el concepto indicado. Para esto deberá, por supuesto, conocer la población que será investigada y la literatura científica sobre el problema que le interesa.

Un mismo concepto, directamente operativizable, puede ser elegido por distintos autores como indicador de dos o más conceptos no operativizables distintos.
Cada investigador puede considera central un aspecto diferente de la intensión (así se llama al conjunto de aspectos centrales y marginales de un concepto) de un concepto, y gracias a este aspecto, que puede ser llamado aspecto indicativo, elije un determinado indicador. Respecto a los aspectos que ignora o que no le resulta importante, denominados aspectos extraños, el autor debe tomar una actitud a partir de la cual trate de minimizarlos a la hora de elegir los indicadores.
A esta pluralidad “desde abajo” en las relaciones de indicación (en el sentido de que un concepto puede ser razonablemente elegido como indicador de otros varios conceptos), le corresponde una pluralidad “desde arriba”, en el sentido de que para cada concepto que interesa cabe elegir más de un indicador.

La validez (el grado de correspondencia semántica entre dos conceptos) no se puede medir. El autor destaca tres técnicas de validació, ninguna de las cuales es 100% válida y cuyos usos dependen de cada caso de investigación:
1) La validación concomitante o simultánea: en esta se calculan coeficientes de asociación con otros supuestos indicadores del mismo concepto, en la razonable expectativa de que dos o más indicadores del mismo concepto estén positivamente asociados entre sí.
2) Validación predictiva: aquí se controla si, sobre la base de los puntajes de un indicador, somos capaces de prever correctamente los resultados de una prueba sucesiva.
3) Validación de constructo: aquí el supuesto indicador no se asocia con indicadores del mismo concepto sino con variables que deberían tener una relación empírica fuerte con el concepto a indicar.
Hacia una superación del enfrentamiento...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada